jueves, 3 de octubre de 2013

Alguien acá dijo

El frío en primavera es casi tan cursi como yo arrimándome hasta esta hoja,
tratando de escribir alguna cosa.


Sabiendo que no va a pasar nada.


Mientras tanto,


se desliza entre mis dedos (por nombrar un hueso)
como chocolate derretido,
esta vorágine de tiempoespacio
(a veces tan espesa,
a veces gota a punto de caer)
que resulto ser yo.

Disfrazada de yo todo el tiempo.

(Todo el tiempo.)


Es que cada tanto da miedo querer sacarse una máscara que a la vez nos dice enmascarados.

Si quién soy yo es una pregunta que no va a tener respuesta.



Destruyo y construyo
Todo el tiempo.








1 comentario:

  1. Para mí la enfermedad resulta de innibir el Yo ante el ello, recurriendo a "mimetizarse" en el ello generando para eso un ideal de Yo (super-yo). En cambio el proceso de curación consistiría en lograr que el Yo se presente como tal ante el ello, sin necesidad de taparse, engrandecerse, camuflarse y completarse. Consistiría en que el Yo (preconsciente) acate una investidura pulsional hacia el ello.

    ResponderEliminar