lunes, 6 de junio de 2011



2 comentarios:

  1. Bueno, como el sr. blog está hace días caprichoso. Yo, Euge, me disfrazo de anónima y te dejo estas palabritas...

    Me Gustó mucho...!

    Encontrarse que una cosa es el cuerpo de la medicina y una muy otra cosa es este apretujo de óganos con el que cargamos....no?


    "¿Qué tenía encerrado que de repente se quiso escapar en aire? "

    Unos momentitos antes de leerte, hablando de algo más, empezaba a pensar en algo a lo que terminé de darle forma -creo- con tus palabras; pensando en esas cosas que guardamos bien adentro, detrás de varias capas de capas porque de llevarlo a flor de piel nos desarmarían, no?
    o tendríamos esa sensación al menos....
    Tal vez los suspiros sean la forma de que algo de eso bien bien interno salga a la luz...
    formando parte del acervo de lo instantáneo, de lo cuasi mágico, de lo sin palabras.
    Y por eso suspiro....

    Se podría escribir alguna vez un suspiro?
    Me dejás pensando...

    ResponderEliminar