sábado, 26 de marzo de 2011

Reflexiones sobre mi cara

Recién me estaba mirando seriamente al espejo y decidí que no me gusta mi sonrisa.

La boca no se dobla, me queda horizontal.

Se me ven mucho las encías y una paleta resalta sobre la otra.

Ya van dos veces que me quiero arreglar los dientes y no me sale.

Por suerte después me puse a hacer caras y todo resultó mucho mejor:
Me di cuenta que convivo con muchas Julias o que simplemente tengo varios hilitos zurcidos en puntos claves, atados todos, a las manos de algún titiritero.

2 comentarios:

  1. "hilitos zurcidos en puntos claves" Entender eso, es determinante.
    Tu sonrisa es una cinta de mohebius que se continua con tu cintura chiquitita, tus costillas, tus piernas eternas, tu voz que se ríe, tus ojitos curiosos, tu cabeza ávida de preguntas, tus oídos dispuestos...

    Habría que escribir sobre los titiriteros. SI.

    ResponderEliminar
  2. Yo sonrio y revelo que tengo dientes como los de Bob Esponja.

    ResponderEliminar